II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba


Como parte de los festejos del aniversario número 41 del mercado Emiliano Zapata, ayer locatarios agradecieron a Dios en una celebración eucarística realizada en la explanada de este zoco. Ahí también hubo un convivio y baile.

Y es que en medio de agradecimientos y aplausos, pidieron a Dios que el zoco continúe y que pueda ser mejorado, pues es un espacio que les permite sostener a sus familias.

El evento inició a las 11 de la mañana con la misa precedida por el sacerdote y rector del Perpetuo Socorro, José del Carmen Cirigo Torres, quien insistió que 41 años dejan un legado importante en Orizaba, en la colonia Zapata y en las familias que ahí han crecido y permanecido.

Durante la homilía, el padre resaltó la unidad entre las familias comerciantes les ayudará a tener un mayor progreso en todos los niveles, además que deben pedir a las autoridades que continúen mejorado los espacios para que también los compradores puedan sentirse a gusto.

Posterior al acto religioso, los comerciantes ofrecieron a todos los presentes comida típica como pozole y tamales de mole. Además, hubo música en vivo y animación.

En este evento también participó el alcalde Juan Manuel Diez Francos, quien fue invitado a comer; al igual que el director de Desarrollo Económico y Comercio, Raymundo Reynoso Limón.