Ciudad de México (Animal Político) La Procuraduría General de la República (PGR) abrió 22 nuevas averiguaciones previas en contra del gobierno de Javier Duarte por denuncias que interpuso la Auditoría Superior de la Federación en los últimos tres meses, relacionadas con malos manejos y posibles desvíos de más de 14 mil millones de pesos provenientes de recursos públicos.

Según datos del Portal de Noticias, Animal Político, estas averiguaciones, se suman a las 26 que la PGR ya tenía en integración hasta el pasado 29 de febrero, por lo que el estado ya acumula 48 indagatorias abiertas en total, más que ningún otra entidad federativa del país.

De las 48 denuncias que enfrenta el gobierno de Veracruz por delitos como desvío de recursos y fraude a la hacienda pública, 45 corresponden a irregularidades cometidas justamente en el sexenio de Javier Duarte.

En las nuevas denuncias, resultado de auditorías practicadas a fondos federales de 2011, 2012 y 2013 destinados a Veracruz para acciones de salud, educación, seguridad y apoyo social a gente de bajos recursos, se denuncia desde grandes cantidades desviadas a otros fines, hasta miles de millones de pesos cuyo destino real se desconoce.

Las auditorías que dieron pie a estas nuevas denuncias, reportaron además del destino incierto del dinero, malos manejos en procesos adquisiciones, como por ejemplo, el fraccionar los montos en diversos contratos para acomodarlos en licitaciones cerradas y evitar una competencia real.

La ASF entregó a Animal Político la información actualizada de las nuevas denuncias de tipo penal presentadas ante el Ministerio Público Federal en contra del gobierno de Veracruz. La PGR confirmó que todas las denuncias de la Auditoría están en integración y una vez culminadas las investigaciones “se procederá conforme a Derecho”

Y habrá más. La Auditoría actualmente se encuentra analizando la información relacionada con la Cuenta Pública 2014, en donde Veracruz nuevamente fue uno de los estados con mayores irregularidades detectadas. En caso de que estas no se justifiquen, se presentarían más denuncias.

En este contexto el viernes pasado, confirmó la PGR a Animal Político, la procuradora Arely Gómez sostuvo una reunión en privado en sus oficinas con el gobernador de Veracruz Javier Duarte en donde se abordaron varios temas cuyo detalle no se hará público de momento.

Los fondos saqueados

De acuerdo con el reporte entregado por la Auditoría Superior de la Federación, de marzo a mayo de este año se presentaron 24 denuncias ante la PGR por irregularidades en el manejo de recursos federales, de estas 22 correspondieron solo a Veracruz. Las dos restantes fueron para el gobierno de Michoacán y para el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Las 22 denuncias presentadas en contra de la administración de Duarte corresponden a irregularidades detectadas en las siguientes partidas: Recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal; Recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública; y Recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal.

También se confirmaron anomalías en los Recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud; en los Recursos Federales Transferidos para el Fortalecimiento de la Educación Media Superior en Bachilleres; en los Recursos Federales Transferidos a través de Subsidios para Centros de Educación.

Finalmente en los Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación entre la Secretaría de Salud y la entidad federativa y en los Recursos del Fondo para la Infraestructura Social.

De los 22 casos denunciados, cuatro corresponden a irregularidades registradas en el 2011; 13 al 2012 y los otros cinco al 2013.

El monto total de recursos involucrados en posibles desviaciones y malos manejos asciende a 14 mil 492 millones de pesos por lo menos, según la revisión que hizo Animal Político de las auditorías que dieron paso a las denuncias. Cabe señalar que en todos los casos, el resultado de los dictámenes elaborados por los auditores de la ASF fueron negativos.

Antes de presentar las denuncias penales, y como ocurre en todos los casos, la Auditoría dio oportunidad al gobierno de Veracruz para solventar o explicar los montos y las irregularidades detectadas. Si ello no ocurre se reúnen las evidencias y se presenta la denuncia.

Desvíos y simulaciones

Entre las anomalías detectadas en estas auditorías, destaca por ejemplo la “desaparición” de dos mil 719 millones de pesos que debieron destinarse para el pago a maestros de la entidad y el fortalecimiento educativo en 2011. El problema se debe en parte, a que la Secretaría de Educación de Veracruz transfirió el dinero a cuentas bancarias ajenas al mismo dificultando su rastreo.

Un año después, en 2012, volvieron a detectarse dos mil 90 millones de pesos transferidos a cuentas distintas a las de este mismo fondo. Tampoco se sabe cuál fue el destino de dichos recursos.

En ese mismo año, la auditoría detectó el paradero desconocido de 258 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública y que debieron destinarse para fortalecer a las policías locales. De acuerdo con el reporte de los auditores, el dinero fue sacado de la cuenta específica del fondo sin que haya comprobación sobre su ejercicio.

Otro caso de 2012 es el de los recursos destinados a la infraestructura social, es decir, dinero que la federación otorga a los estados para apoyarlos en programas sociales como es el de techos y pisos para viviendas en zonas marginadas.

Los auditores reportaron que 453 millones de pesos de este fondo, que equivalen al 70 por ciento de todos los recursos asignados, no fueron ejercidos pero además se desconoce su paradero, es decir, el gobierno de Duarte no se los gastó en lo que debía pero tampoco comprobó en que se utilizaron.

En esa misma auditoría, la ASF detectó además prácticas irregulares del gobierno de Veracruz para simular la distribución legal de recursos. Por ejemplo, reportó que la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz estaba “fraccionando contratos” para reducir los montos de los mismos y conseguir ubicarlos en licitaciones cerradas, sin competencia real abierta.

Cabe señalar que fue con esta modalidad de licitaciones cerradas que el gobierno de Veracruz consiguió asignar varios contratos a una red de empresas fantasma, que no existen en sus domicilios ni tenían infraestructura alguna para brindar esos servicios como ya confirmó una indagatoria del SAT realizada por separado.

Por citar otro caso, la Auditoría Superior de la Federación detectó en el manejo de recursos federales transferidos a Veracruz para el sector salud, irregularidades en el manejo de más de mil 500 millones de pesos. En proporción, se trata de uno de cada tres pesos auditados de este fondo que fueron desviados del objetivo para el que estaban asignados.

Entre las denuncias presentadas por la ASF también hay tres casos por algo denominado “simulación de reintegros”, que según explicaron en la Auditoría, se trata de dinero faltante que el gobierno de Veracruz depositó en una cuenta para pasar la comprobación, pero que luego volvió a retirar de la misma lo que representa un engaño y un delito.

La audiencia de Duarte en PGR

El pasado viernes 24 de junio, en la sede de la PGR en la Ciudad de México, la titular de la dependencia Arely Gómez sostuvo una reunión en privado con el gobernador de Veracruz Javier Duarte, en el que se abordaron varios temas relacionados con la administración estatal y las denuncias que enfrenta, sin que se dieran a conocer más detalles.

La PGR confirmó a Animal Político que el encuentro se llevó a cabo a solicitud del propio gobernador, quien pidió una audiencia con la Procuradora. Se asignó la fecha de viernes para el encuentro.

En la Procuraduría negaron que el gobernador hubiera rendido alguna declaración de tipo ministerial, pero si hubo una plática de diversos temas que por ahora se mantienen en privado.

La Procuraduría agregó que tiene en curso las averiguaciones previas iniciadas por las irregularidades que ha denunciado la Auditoría Superior de la Federación correspondientes a los ejercicios fiscales de los años 2011, 2012 y 2013. Todos los expedientes se encuentran en integración y ninguno se ha desechado.

“Esta Representación Social Federal actualmente investiga todas las denuncias realizadas por la ASF, y continuará con la integración de las mismas, para que una vez que se cuente con todos los elementos documentales debidamente integrados, se determine lo que en derecho proceda” señaló la Procuraduría.

AVC