II Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba


En una divertida convivencia y un ambiente de risas y colores, el Voluntariado del IMSS festejó a los pequeños que enfrentan el cáncer, logrando olvidar por un momento su enfermedad con el festejo “Pequeños Súper Héroes”.

Brianda Rubio Padilla, enlace del Voluntariado nacional, señaló que la convivencia fue organizada en coordinación con las voluntarias de la ludoteca con el que cuenta el Voluntariado, y es a través de estas actividades que se logra regalar un poco de alegría a los pequeños que están en su tratamiento de su lucha contra el cáncer.

El festejo estuvo amenizado con la presencia de un mimo que logró levantarlos de sus asientos y ponerlos a bailar, y luego compartir un platillo a los asistentes.