II Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba


De 5 a 6 mil casos de cáncer infantil son diagnosticados al año en el país, para los cuales sólo se cuenta con 150 oncólogos pediatras, dio a conocer Víctor Hugo Cabrera García, médico oncólogo pediatra del IMSS.

Señaló que las principales enfermedades que se detectan y actualmente se atienden en el Instituto Mexicano del Seguro Social son leucemias agudas, linfomas, sarcomas y tumores del sistema nervioso central.

En el Instituto son atendidos 36 infantes que se encuentran bajo tratamiento, de los cuales la más pequeña tiene 6 meses y el más grande tiene 15 años de edad.

El oncólogo pediatra precisó que el mito de que el cáncer no se cura es algo que en la actualidad ya no debería existir, aunque aseveró que médicos aún lo creen.

“En los 80 morían muchos niños de cáncer, pero los tratamientos actuales que se tienen ya están adaptados de tal forma que hay menos defunciones de niños”, apuntó.

Agregó que los niños no sólo necesitan de tratamientos sino es todo un manejo integral, que con la ayuda de muchos especialistas que intervienen en los tratamientos de los pacientes, lo que ha logrado una mejor calidad de vida de los niños y ha permitido que aumenten la sobrevida en ellos.

Los tratamientos que se dan en el IMSS son de primera línea y se basa en tres años para quitar toda la síntomatología y el 99 por ciento de la enfermedad, el restante 1 por ciento se elimina con el tratamiento prolongado, y luego de terminar se da una vigilancia prolongada, añadió.

En este sentido dijo existe una posibilidad que al paso de los años, luego de haber terminado con el tratamiento, los niños vuelvan a presentar cáncer, sin embargo se les da vigilancia permanente a los pacientes.

De acuerdo con datos nacionales del Instituto, cada año se reportan unos 5,500 casos de niños con cáncer, y de ellos mueren unos 2,200 niños, lo que supone una grave crisis.