Debido a que son incalculables los recursos económicos que se deben designar para la digitalización de los documentos que se encuentran en el Archivo Municipal de Orizaba (AMO), no se ha planeado hacer uso de la tecnología para digitalizar los documentos que conforman el patrimonio cultural de la ciudad. 

La coordinadora del Archivo Municipal, Aracely Rodríguez Contreras, mencionó que el área de biblioteca de libros antiguos está en una red de forma controlada, mediante catálogos se puede encontrar algunos textos que tiene la biblioteca, sin embargo, una digitalización como tal no existe, ya que se deberían gestionar recursos para invertir en equipo y personal que se encargue de digitalizar los más de 350 mil archivos que hasta el momento se tienen en este lugar.

Dijo que los investigadores o el público en general, en caso de querer realizar la consulta de algún documento lo puede hacer revisando en los catálogos, en éste la persona puede revisa el año del libro y el tema, pero como tal una consulta en línea para revisar hoja por hoja no existe, sólo pueden tener información de forma general para después acudir al archivo y tener acceso al libro de forma física. 

Una de las riquezas más representativas del Archivo es una reliquia de hace 422 años, que puede ser consultada físicamente pues está debidamente conservada, así como otros importantes archivos de la historia de Orizaba y sus alrededores.

Comentó que se está buscando hacer llegar al Ayuntamiento la petición para que los documentos sean digitalizados, puesto que se trata de información histórica de la ciudad de gran relevancia y, debido a que no se puede prolongar la vida de estos documentos, es necesario poner atención en la necesidad de hacer que la historia de Orizaba trascienda.



Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba