Debido al encarecimiento de la carne de res, el mercado está aumentando sus compras de pollo a Estados Unidos, pue, según la Secretaría de Economía, en el 2015 las compras de pierna y muslo refrigeradas que se hicieron a Estados Unidos registraron el nivel más alto, registrando una suma de 372 mil 400 toneladas, esto es un 18 por ciento más que en 2014 y expertos prevén que la introducción de pollo extranjero se mantenga en todo el 2016.

Al concluir el primer trimestre del año en curso, el volumen de estas compras fue de 23 por ciento mayor a la del mismo periodo, pero en el 2015, respecto al costo las cifras indican que cada tonelada importada costó 11.5 por ciento menos del valor por tonelada en el primer trimestre del 2015.

Los vendedores de pollo en los mercados apunta que sí han observado que la gente desde inicios de año comenzó a recurrir a la compra de pollo y lo atribuyen al aumento de las carnes rojas.

En los mercados más concurridos se puede encontrar el kilo de maciza de pollo en 39 pesos y la surtida en 34 pesos el kilo, mientras que en los centros comerciales el kilo de pierna y muslo se puede adquirir desde 25.90 pesos.

Además, es posible adquirir piezas desde 15.46 pesos. Pero el pollo que se vende en los supermercados es de empresas extranjeras, particularmente de Estados Unidos, y esto afecta a los productores mexicanos puesto que el ave extranjera por su costo es más demandado, además de que el encarecimiento de la carne de res también provoca que ese pollo sea más consumido.

Los distribuidores de pollo en los comercios de la zona aseguran que recién comienzan a percibir los efectos de este fenómeno, pues tienen pérdidas que van del 10 al 13 por ciento, aunque esperan que la población prefiera calidad y frescura en lugar de bajos costos para que el impacto no sea mayor


Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba