El “divorcio” del Reino Unido y la Unión Europea le pasó una factura muy elevada al gasto social en México.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció el viernes que tras conocerse los resultados del llamado Brexit, el Gobierno federal hará un recorte de 31 mil 715 millones de pesos al presupuesto.

Los sectores de educación y salud serán los más castigados, con una quita de 6 mil 500 millones de pesos cada uno.

En el caso de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el programa de la reforma educativa recibirá 859 millones 803 mil pesos menos.

Y en la región más de cinco mil campesinos se verán afectados, porque el recorte pegará a la entrega de fertilizantes y semillas, lo que les traerá una pérdida en su producción del 20%, que se agravaría por el mal clima y plagas, aseguró el integrante de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gabriel Zepeda.

En lo que corresponde al sector educativo, el catedrático Ramón Tepole dijo que la reforma educativa es la principal afectada, ya que se recortará en programas como el de Escuelas al 100, cuyo objetivo es mejorar la infraestructura de las escuelas.

Y propuso que si se aplica un recorte para lograr la estabilidad financiera del país, se debería asignar al sector político y no a los sectores productivos.


Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba