Veracruz es uno de los estados donde más se ha reducido el ingreso percápita de los trabajadores en los últimos cinco años.

De acuerdo con el observatorio ciudadano México ¿Cómo vamos?, cinco estados en los que se celebraron elecciones para renovar gobernador lograron un aumento real en sus ingresos, mientras que la entidad tuvo una disminución del 11.7 por ciento.

Esto agrava la desaparición de puestos estables y el surgimiento de empleos precarizados, con bajos salarios y pocas prestaciones.

Los estados que aumentaron su ingreso laboral percápita fueron Chihuahua (35.9%), Durango (11.8%), Tlaxcala (10.9%), Hidalgo (10.2%), Aguascalientes (8%), Sinaloa (6.1%) y Puebla (6%).

Y al contrario, tuvieron decremento en sus ingresos Oaxaca (-1.7%), Zacatecas (-3%), Tamaulipas (-4.6%), Quintana Roo (-6.6%) y, al fondo, Veracruz con -11.7%.


Y caen empleos

Veracruz también tuvo una grave disminución de empleos durante el último trimestre de 2015 por los constantes despidos en el sector petrolero.

Unos 11 mil 851 puestos laborales formales se perdieron en la entidad al finalizar 2015, según el padrón de empleos registrados del Instituto Mexicano del Seguro Social actualizado al primer trimestre de 2016, lo que sitúa al estado como el segundo con mayor disminución de plazas laborales.

Veracruz pasó así de 282 mil 519 trabajadores registrados ante el IMSS, a 270 mil 568 al primer trimestre de este año.


César Carrillo/El Mundo de Orizaba