A partir del 1 de diciembre del año en curso, Canadá prevé retirar el requisito de visa a viajeros mexicanos.

Lo anterior, de acuerdo a fuentes oficiales del gobierno del primer ministro Justin Trudeau citadas por el diario The Globe and Mail.

Este anuncio estaría dándose a conocer este próximo martes entre Trudeau y el presidente Enrique Peña Nieto, quien realizará su primera visita de Estado a Canadá el 27 y 28 del mes en curso.

De ser ratificado este anuncio beneficiaría a más de 200 mil personas que anualmente viajan a esa nación.

Tras la imposición del visado a México, en 2009, el número de turistas mexicanos hacia Canadá se redujo 48%.

Y es que los funcionarios canadienses esperan que la eliminación del permiso no signifique una nueva oleada de peticionarios de refugio. De lo contrario, advierten, se volvería a pedir la visa.

El 13 de julio de 2009 el gobierno conservador de Stephen Harper anunció la imposición del requisito al pueblo mexicano, con el argumento del alto número de peticionarios de refugio. La medida frenó radicalmente el número de solicitantes de asilo de origen mexicano.

Según en el artículo de The Globe and Mail, firmado por Robert Fife y Shawn McCarthy, asegura que los oficiales del Ministerio de Inmigración manifestaron su preocupación porque otros ciudadanos de Latinoamérica pudieran usar a México para tratar de entrar a Canadá, aprovechando el retiro de visa.

Los oficiales de inmigración alertaron al gobierno federal que remover el visado podría significar que su país recibiera 3 mil 500 peticiones de refugio de México en 2017, 6 mil al año siguiente y 9 mil en 2019. La condición para quitar el requisito es que el número de solicitudes de refugio de mexicanos no alcance los 3 mil 500 en un año.

Los viajeros de bajo riesgo que tengan una visa vigente de Estados Unidos o una visa canadiense por 10 años serían elegibles para entrar a Canadá tramitando la autorización electrónica de viaje (eTA).

ABEL VALDEZ/EL MUNDO DE ORIZABA