Si usted tiene un familiar migrante y quiere construir, esté atento porque ahora podrá acceder a subsidios para vivienda aunque se encuentre fuera de México.

Y es que por medio del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales, la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), además el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), pretenden dar opciones de construcción de una casa nueva en terrenos propios a través de un crédito a algunos de los familiares mexicanos.

Con ello, el gobierno federal estaría dándole beneficios a unos 5 mil mexicanos que residen en Estados Unidos y que tienen familia en el país.

En este caso, podría llegar a más de mil hogares de Orizaba que tienen a algún pariente en el extranjero, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo a Conavi, el migrante que radica en Estados Unidos fungirá como aval solidario ó enviar el dinero que serviría para construir la casa. Sin embargo, una vez que sea autorizado el crédito y el subsidio, un organismo ejecutor de Obra realizará la orientación correspondiente a la planeación, el diseño y la contratación de mano de obra.

La Sedatu añade al crédito una aportación subsidiada de hasta 64 mil 392 pesos, al igual que otro apoyo económico que puedan proporcionar el Estado donde se haga el trámite.

Por el momento, existe un programa piloto en Puebla y Zacatecas en el que 442 personas se encuentran a la espera.

Como requisitos, ésta dependencia federal plantea que es necesario tener un ingreso no mayor a 11 mil 102 pesos al mes, mismo que deberá comprobarse a través de los recibos de envío de remesas; además de presentar documentación sobre el terreno donde se quiera construir.

También piden documentos como acta de nacimiento, copia de identificación (credencial de elector, cartilla militar; copia de Clave Única de Registro de Población (CURP), copia de comprobante de ingresos, copia de comprobante de domicilio.

Igualmente, copia de comprobante de estado civil, copia de comprobante de pago de impuesto predial y derecho de agua potable de 2016 y la copia de título de propiedad del terreno ó una constancia de posesión expedida por la autoridad local.


Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba