II Gisela Hernández M.

El Mundo de Orizaba


Debido a la presión para reunir los requisitos de calidad y ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la exportación de chayote y limón de la zona de Ixtaczoquitlán podría concluir, dijo el presidente de Agro Cuautlapan Produce, Federico Parra.

Comentó que actualmente producen un promedio de 500 toneladas a la semana y se van preparando para abordar la situación frente al reacomodo de las relaciones bilaterales en los tratados de comercio con Estados Unidos.

“Nos estamos preparando pues nos están pidiendo muchos requisitos y cada vez es más complicado y piden muchos certificados”, indicó el líder agropecuario.

Dejó ver que mucha de la situación está relacionada con el control de calidad y que el producto final esté libre de plagas.

“Sí queremos seguir exportando pero nos piden mucho y en ocasiones estamos descalificados por la calidad y la higiene, por lo que requerimos que desde el campo se prepare la siembra y no se meta cualquier tipo de insecticida, y si nos piden más exigencia no creo que tengamos la capacidad”, señaló.

La empresa también exporta limón y de ella dependen un promedio de 30 productores directos y 100 trabajadores que mueven el producto.

Federico Parra refirió que cada día se exportan 20 toneladas de productos a McAllen y Nueva York, a Tijuana y Los Ángeles.


También CNA

En tanto el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) manifestó su preocupación por la posible imposición de nuevos aranceles a sus productos o de barreras no arancelarias que les restaría competitividad.

“Serían muy miopes al perder a su mercado más grande. México hoy importa 16 por ciento de todo lo que exporta Estados Unidos al mundo, mientras que el porcentaje de Canadá es de 18%”, destacó el Consejo.

Datos de la Secretaría de Agricultura señalan que las exportaciones de México a Estados Unidos en productos agroalimentarios representaron el año pasado 26 mil 700 millones de dólares, es decir el 82 por ciento del total de las ventas al extranjero del sector.

Ello implica 70 millones de dólares diarios de alimentos a Estados Unidos, y durante el invierno las hortalizas mexicanas tienen un papel fundamental para la alimentación del pueblo estadunidense.