Con publicidad engañosa, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) alienta a los contribuyentes haciéndoles creer que no necesitan a un contador para cumplir sus obligaciones fiscales, poniéndolos en riesgo de cometer errores en sus reportes y deducciones de impuestos.

Fernando Mejía Cruz, contador y asesor, asegura que el SAT no pone a disposición de los contribuyentes información completa.

“La publicidad mal informada del SAT en sus redes sociales pone todo muy fácil, lo que no ponen es que hay requisitos” que pocos conocen, aseveró.

Por ejemplo, detalló que todos los servicios y gastos personales deducibles como colegiaturas, gastos médicos, honorarios dentales, lentes, no son deducibles si los contribuyentes no pagan con cheque, tarjeta o transferencia.

Otro ejemplo es que actualmente un asalariado tiene que contar con un domicilio fiscal correcto y que coincida con el propio, según el último Código Fiscal, sin embargo esta información no ha tenido difusión.

“Lo que el SAT está haciendo es poner distancia entre el contribuyente y su contador, planteando un panorama fácil para que pueda hacer sus declaraciones, pero el contribuyente no tiene el conocimiento total, y el SAT no lo orienta”, aclaró.

César Carrillo/El Mundo de Orizaba

 

Foto. Archivo/Reforma