El Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI) iniciará una campaña donde para invitar a las instituciones y ciudadanos a reducir la entrega de fotocopias de credenciales de elector en los trámites burocráticos, pues implica un riesgo de filtración de datos personales.

Tal como ocurrió en la presentación de firmas falsas y algunas fotocopias por parte de aspirantes a candidaturas independientes, durante el periodo recabar apoyo ciudadano.

Esta campaña podría constituirse con la intervención de diferentes instituciones para solicitar a todos los ciudadanos y ciudadanas que sean responsables al momento de entregar copias de la credencial de elector, pues se trata de datos personales que se ponen en riesgo.

El Instituto destacó que en todo el país existen millones de copias de estos documentos (que tienen la leyenda del extinto Instituto Federal Electoral como del órgano electoral actual) en diferentes instituciones que son guardadas sin que exista algún tipo de control o regularización de ello.

El fraude detectado por el Registro Federal de Electores fue presentado ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y al INAI, debido a posibles delitos electorales y filtración de datos personales.



Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba