Las instalaciones del Instituto Tecnológico de Orizaba se encuentran blindadas ante posibles actos de inseguridad; al interior hay un sistema de circuito cerrado y en el exterior, cámaras de seguridad de la ciudad vigilan la entrada y salida de los alumnos.

El director de la institución, Rogelio García Camacho aunque negó que se haya reforzado la seguridad de la institución, reconoció que la vigilancia que están haciendo las autoridades municipales con las cámaras y más rondines de patrullas está permitiendo que los alumnos y maestros no sean víctima de la delincuencia.

“Con la seguridad que tenemos y que el Ayuntamiento nos ayuda con cámaras y la dirección de Gobernación está al pendiente de toda la seguridad de la comunidad tecnológica, no ha habido ningún detalle”, comentó.

Dijo que las cámaras que están en el exterior son del Ayuntamiento y las internas del sistema de seguridad que tienen contratado.

“Estamos resguardados por los cuatro puntos cardinales, pero además dan sus vueltas las patrullas”, comentó el directivo.

Señaló que también implementaron orden interno para seguridad de la comunidad estudiantil, como delimitar los espacios de estacionamiento y señalizarlos, la colocación de una pluma a la entrada del estacionamiento, por citar algunos ejemplos.



Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba