Con una meta estimada de 550 mil toneladas, ingenio El Carmen arrancó ayer la zafra 2017-2018, en la que estarán trabajando más de 500 obreros y cientos de productores de la región de Córdoba-Orizaba.

Esta nueva molienda llega con altas expectativas por parte de los trabajadores y los mismos campesinos que han venido padeciendo en las últimos dos ciclos por la baja producción y falta de liquidez.

Y es que a las 10 de la mañana de ayer lunes, se tuvo una misa de acción de gracias en la que participaron decenas de familias cañeras que pidieron para que la meta se pueda rebasar. Fue hasta las 12 del día cuando se dio el arranque oficial de la zafra.

El secretario general de la Sección 127 de ingenio El Carmen, Lorenzo Tapia Estrada, manifestó que a pesar de que se tiene la meta de 550 mil toneladas, esperan poder llegar a las 600 mil toneladas, siendo un número importante porque hace un año la molienda fue de 424 mil toneladas.

“Nuestra molienda normalmente es de 700 mil toneladas pero como hemos venido de dos zafras muy bajas, pero nos hemos ido recuperando. Ahorita se tiene pensado llegar a un 85 por ciento de lo que normalmente hacemos”, comentó.

El dirigente destacó que el ingenio ya contrató caña, lo cual “da mayor confianza” y tranquilidad hacia toda la familia azucarera, que durante más de tres años ha estado padeciendo esta crisis económica.

En lo que respecta a pagos retrasados a los trabajadores del ingenio, Tapia Estrada destacó que aún se mantienen algunos, como es el caso de dos bonos de productividad de un millón 900 mil pesos cada uno; utilidades de 2012 que alcanzan un millón y medio; nueve meses de vales de despensa; desgaste de herramientas, primas de antigüedad, techo de vivienda, entre otros.



Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba