II ABEL VALDEZ

EL MUNDO DE ORIZABA 


La región fue azotada por una intensa lluvia y surada que provocó la movilización de personal de Protección Civil, Bomberos y policías municipales, ayer por la tarde.

El aguacero inició cerca de las 16:00 horas; en Orizaba se presenció una intensa lluvia, así como también en municipios como Ixtaczoquitlán, La Perla, Mariano Escobedo, Ixhuatlancillo, Atzacan, Rafael Delgado, Tlilapan, San Andrés Tenejapan.

Sin embargo, en localidades como Río Blanco, Nogales, Huiloapan y Ciudad Mendoza no sólo llovió, sino que también se sintió un fuerte viento que llegó a derribar un espectacular en Mendoza, cerca de la avenida Miguel Hidalgo, una de las arterias viales más concurridas del municipio.

Por ello, personal de Bomberos acudió para retirar los fierros y demás material que puso en riesgo a los transeúntes y automovilistas, sin que se haya reportado heridos.

Mientras que PC recorrió diferentes colonias consideradas vulnerables ante los fuertes aguaceros que llegan a formar ‘ríos’ en calles y caminos de terracería.

Asimismo, en las viviendas que se ubican en los cerros también hubo inspección para escuchar las inquietudes de los habitantes, pero por suerte no hubo afectaciones y no se bajó la guardia durante la tarde y noche de este viernes y madrugada del sábado.

En tanto, en Orizaba se hizo recorridos en sitios de riesgo como el Totolitos, Orizaba, vaso regulador Chirimoyo, fraccionamiento San José, donde tampoco se reportaron afectaciones, sólo un ligero incremento en los afluentes.