Taxistas de la región se manifestaron ayer en contra del cobro excesivo de impuestos que deberán pagar, bajo el nuevo Programa de Reordenamiento y Regularización del Servicio de Transporte Público, que está implementando el Gobierno del Estado.

Tanto choferes como concesionarios de los municipios como Atzacan, Mariano Escobedo, Fortín, Camerino Z. Mendoza y Orizaba, salieron a las calles a marchar porque estas medidas “están lastimando el bolsillo” de quienes se dedican al transporte y que no deben “pagar lo que Javier Duarte se robó”.

Los inconformes señalaron que buscarán un acercamiento con las autoridades del Estado porque primeramente se “quiere agotar el diálogo”. Sin embargo, no descartan que se tomen medidas legales como amparos y demandas para evitar entrar en estas nuevas disposiciones de ley, pues llegarán hasta las últimas consecuencias.

Y es que de acuerdo a la gaceta oficial, el importe por “Derecho al empadronamiento de transporte” es de mil pesos con 49 centavos, por “Revista vehicular” se pagará 400 pesos con 19 centavos y el relativo al “Derecho por registro de conductor” es de 800 pesos con 39 centavos, más el 15 por ciento de Fomento a la educación.

“Nosotros no tenemos la culpa de una revista extemporánea, los compañeros estamos en completo desacuerdo con este reordenamiento porque viene afectar más nuestra economía. Muchas veces Miguel Ángel Yunes lo ha declarado que el Estado está en quiebra, ¿entonces nosotros los concesionarios y choferes por qué tenemos que pagar esto?”, dijo el presidente de Taxistas Independientes de Orizaba A.C., José Luis Hernández Librado.

Acompañado de otros líderes como Rubí Romero Andrade y Alma Alicia Cortez Romero, resaltó que no se encuentran en contra del mismo reordenamiento, sólo las cuotas y pagos que hacen parte de esta reforma.


Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba