Miguel Ángel Yunes, Gobernador de Veracruz, pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) desmantelar la red de corrupción que construyó Javier Duarte y que incluye a cerca de 70 involucrados y un ciento de empresas.

En entrevista, el mandatario estatal pidió a las autoridades proceder en contra de cuatro exfuncionarios del gobierno duartista que hoy gozan de fuero como diputados federales del PRI y el PVEM.

Tras reconocer que las operaciones ilegales de su antecesor prosperaron al amparo de sus círculos de colaboradores, empresarios y familiares, defendió la postura de la PGR, que decidió dejar en libertad a la esposa de Duarte, Karime Macías Tubilla.

A pregunta expresa, incluso se negó a informar que si la Fiscalía de Veracruz la investiga, aunque sí aceptó que el suegro del exgobernador está en la mira de las autoridades locales.

“Es una red enorme, la parte conocida implica 60 ó 70 personas, unas 80 ó 100 empresas, pero cada una de ellas tiene sus propios vínculos. Es un tema complejo y es un tema difícil en el que la Procuraduría tiene que dar pasos firmes”, advirtió.

“Cuatro diputados federales del PRI y del Partido Verde, que fueron denunciados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) durante la etapa en la que fueron servidores públicos. Esas denuncias ya están ante la PGR y espero que proceda pronto en estos casos”.

¿Cuál fue el papel de la familia de Duarte?, se le cuestionó.

“El papá de la esposa de Javier Duarte, Antonio Macías, es investigado por la Fiscalía por la apropiación indebida de 70 hectáreas de una reserva territorial en Coatzacoalcos, durante la etapa en la que Fidel Herrera era gobernador y Duarte era secretario de Finanzas. Y también por algunos elementos que tiene la Fiscalía en su poder.

”Está implicado también su concuño, quien aparece como propietario de varios inmuebles que de ninguna manera podría acreditar. Se trata de la compra de dos departamentos en la zona más cara de Boca del Río“, dijo.

Sobre los funcionarios, recordó que permanecen prófugos Leonel Bustos, exdirector del Seguro Popular y Carlos Aguirre, exsecretario de Finanzas.


Agencia Reforma