Debido a las intensas lluvias ocurridas desde la semana anterior, que llegan a ocasionar desprendimientos de rocas y árboles de los cerros que están cerca de la autopista, personal de Caminos y Puentes Federales (Capufe) bloquearon de forma momentánea un pequeño tramo, en la ruta Río Blanco-Nogales.

Los trabajos iniciaron desde este domingo por la mañana a partir del kilómetro 266 al 268, en la ruta conocida como “la granja de los marranos” hacia el retorno de la Policía Federal.

Los empleados de Capufe colocaron tambos anaranjados en señal de prevención para que los conductores sólo utilicen una vía para llegar hacia su destino.

A través de estos trabajos se analizan las zonas de mayor riesgo donde pudiesen ocurrir desprendimiento de piedras y árboles que llegan a ocasionar accidentes fatales.

Durante la inspección se verifica las piedras o rocas que presentan un posible desgajamiento y que están más cerca de la carpeta asfáltica, en caso de que exista riesgo se procede a retirar el objeto o colocar una malla de acero para impedir el desprendimiento. Por lo anterior, el flujo vehicular en este tramo sólo genera un pequeño paso lento.


ABEL VALDEZ/EL MUNDO DE ORIZABA