Mediante un desplegado en medios estatales y nacionales, el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares hizo un enérgico llamado al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, solicitando su intervención en Veracruz para poner un alto al todavía gobernador Javier Duarte, a quien acusó de buscar "blindar su salida del aparato estatal" en noviembre, para dejar un estado en quiebra y a punto de un grave conflicto social.

"Hoy cuando enfrentamos la más terrible ola de violencia, de desempleo, de quiebra en las finanzas públicas, Duarte se ocupa solo de blindar su salida", señala y explica que el gobernador ha turnado al Congreso local un paquete legislativo que busca la impunidad para él "y sus cómplices", como lo es el nombramiento de un "incondicional" como fiscal para combatir la corrupción, inamovible por cinco años.

Además el nombramiento de tres magistrados de una "Sala Especializada para combatir la corrupción" a partir de una sola terna propuesta por el propio Gobernador, inamovibles por diez años.

También la permanencia del actual Contralor del estado, dice Yunes en el desplegado, para 'cubrir' los desfalcos en las finanzas públicas, porque "como usted sabe, sólo la Auditoría Superior de la Federación ha detectado y denunciado desviación de recursos provenientes de fondos federales en el Gobierno de Veracruz por más de $50 mil millones".

Yunes Linares acusa también la negativa de Duarte a entregar la Cuenta Pública 2015 y promover una reforma constitucional para adelantar la fecha de aprobación de la misma, de tal forma que sea la actual Legislatura de mayoría priista la que revise y no la siguiente legislatura, que será de integración plural.

Advierte de un grave conflicto social, derivado de la "terrible situación que se vive en el estado" y acusa intención del gabinete duartista por terminar de destruir las finanzas públicas.

De la Redacción

(Con información de AVC)