Xalapa.- El Gobierno federal debe asumir la responsabilidad de los efectos de la reforma educativa y debe suspender la evaluación punitiva para abrir los canales de diálogo con el magisterio, advirtió el profesor especialista en educación básica y normal de El Colegio de México (Colmex), Alberto Arnaut Salgado.

Aseguró que la Federación se equivocó al creer que los maestros que no salieron a manifestarse, y se sometieron a la evaluación, legitimaron la reforma, y hoy han respondido al “terrorismo verbal” del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, saliendo a manifestarse a las plazas públicas.

Además de suspender la evaluación, se pronunció por liberar a los líderes magisteriales opositores a la reforma, y dejar sin efectos los despidos de quienes se negaron a la evaluación punitiva y de los que se fueron al paro para exigir el diálogo.

Advirtió que solo así se crearán las condiciones para que haya un diálogo entre el Gobierno y el magisterio.


II Agencia AVC