Mayores impuestos para los veracruzanos y negativas o dificultad para que el Gobierno del estado obtenga mayores préstamos son los riesgos que se desprenden de las valoraciones negativas que han otorgado calificadoras financieras y de riesgo -como Fitch- a la entidad, consideró el consultor financiero y catedrático de la Universidad Veracruzana, Andrés Cachón Pat.

Explicó que las deudas que se ha echado a cuestas el Gobierno del estado tendrán que ser pagadas por los veracruzanos ya sea destinando algún concepto o el incremento de impuestos como sucedió recientemente con el denominado “impuesto sobre la nómina” que se creó para hacer obras y ahora lo destinan para el pago de deuda.

Enfatizó que debido a la naturaleza de sus ingresos federales y recaudación estatal, un gobierno tiene hasta cierto punto garantizado el pago de sus obligaciones, sin embargo, en el caso de Veracruz el pago de la deuda acumulada no tiene un plazo visible, además de que podría requerir de nuevas medidas.

Según la calificadora Fitch, la administración estatal acumula una cantidad importante de deuda a corto plazo que superan los 17 mil 542 millones de pesos.

 

17

I Mil 542 millones de pesos es la deuda a corto plazo que enfrenta Veracruz.

 

César Carrillo/El Mundo de Orizaba