El Ayuntamiento de Orizaba mantiene un adeudo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que, de acuerdo al informe “Obligaciones Financieras de los Municipios de México al Tercer Trimestre de 2017” del Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, asciende a los 46.7 millones de pesos hasta septiembre de 2017.

Al respecto, el alcalde Igor Rojí López aseveró que el Ayuntamiento mantiene la deuda con Hacienda, por lo que se encuentran en negociaciones para finiquitarla, y aunque no reveló el monto exacto del déficit, aseguró que este es mucho menos que el reportado por el CEFP.

“Hay un proceso, ahí estamos revisándola, no es precisamente lo que dice esa cantidad, sin embargo sí vamos a tratar de negociar con la Secretaría de Finanzas. Según nuestros números es bastante menos”, aclaró el Munícipe.

En cuanto a la deuda, refirió que son diversos impuestos pendientes, sin embargo dijo que en la mayoría de las obligaciones que tiene el Ayuntamiento, como el pago del ISR de los salarios de los empleados de confianza, están al corriente.

Aseguró desconocer el motivo por el cual no se pagó la deuda, y la próxima semana irá a Xalapa para tratar ese punto con Hacienda del Estado, y será hasta entonces que pueda precisar datos sobre el tema.

Pero Orizaba, aunque ocupa el octavo sitio entre los municipios con mayor deuda ante Hacienda, no es el único que presenta este problema.

Hasta septiembre pasado eran 204, de 212 Ayuntamientos veracruzanos, los que debían a Hacienda, lo que se refleja en la disminución de sus participaciones federales.

Y en la región, prácticamente todos los municipios sostienen adeudos con Hacienda. Por ejemplo Córdoba, que debe pagar 43.6 millones de pesos; o Ixtac, con $22.7 millones; y Río Blanco, con un cargo de 15.9 millones de pesos. Aunque hay otras Alcaldías que deben no más de 500 mil pesos, según el CEFP.



Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba