Las elecciones de 2018 podrían depreciar el valor del peso frente al dólar y alcanzar los 21 pesos, lo que traería una mayor inflación, reveló el analista económico Luis Ramón Pérez Lezama.

Sería de marzo a junio, cuando se empiecen a ver estos efectos.

Se ha observado el valor de $19 frente al dólar, en donde se infiere los temas geopolíticos influyen, como la presión en Corea del Norte y la política fiscal de Trump; pero esto no ha llegado a lastimar más la moneda mexicana.

Pero, si las elecciones del 2018 se combinan con una situación geopolítica, se verán niveles superiores a los $20, advierte el economista.

 

Harían reforma

hacendaria

Antes de salir, el gobierno de Enrique Peña Nieto podría implementar una reforma hacendaria para aumentar la recaudación, opina el economista Macario Schettino.

Pues ahora la recaudación del país así como el gasto público en relación al número de contribuyentes y Producto Interno Bruto (PIB) es poco competitivo, indicó.



Jéssica Ignot

César Carrillo

El Mundo de Orizaba