El escándalo del huevo contaminado con fipronil en Europa ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias.

Pero en México esta sustancia incluso se puede adquirir vía Internet a precios que van de los 200 a los 800 pesos.

En nuestro país es de uso común, pues se trata de un plaguicida e insecticida; su uso es para animales que tienen pulgas, garrapatas, moscas o piojos.

Su uso está prohibido en animales destinados a la cadena alimentaria, pero es habitual en muchos productos antiparasitarios para mascotas o en artículos de uso doméstico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el fipronil “moderadamente tóxico” para los humanos pues causa daños neurológicos, y representa un peligro para los riñones, el hígado y la tiroides si se absorbe en grandes cantidades.


Jessica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA