La venta de casas a crédito en el país y Veracruz entraron en un periodo de recesión marcado por los constantes incrementos en el precio del cemento, del acero y el tipo de cambio.

Las ventas de casas nuevas a crédito registraron, de enero a mayo del 2017, el nivel más bajo de los últimos 5 años, y los desarrolladores advierten de indicios de una precrisis, por lo que insisten en revertir las recientes alzas del cemento y concreto.

Las cifras detallan que en un año, el número de préstamos hipotecarios de la banca cayó 14%, ubicándose como la mayor, también en el último quinquenio.

La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) indicó que esta caída se debió al recorte de subsidios del gobierno federal, que cayó un 42% con relación al mismo periodo del año pasado. E Infonavit no cuenta con ninguna oferta para un millón de trabajadores que ganan entre uno y dos salarios en Veracruz.

En Orizaba, según el Inegi, hay cerca de 36 mil personas ocupadas, de las cuales cerca de 15 mil perciben entre uno y dos salarios, insuficientes para obtener una casa con un valor de entre $900 mil a $1 millón 500 mil.





César Carrillo

El Mundo de Orizaba