La hipertensión arterial se está detectando cada vez más en los jóvenes; según el médico Mario Chamorro hay jóvenes desde los 20 años de edad que ya la padecen cuando antes aparecía en personas a partir de los 40 años.

El estilo de vida que la sociedad lleva, dijo, sobre todo en una alimentación rica en carbohidratos, está elevando los índices de obesidad y sobrepeso.

Al tener este estilo de vida y no hacer actividad física, el desarrollo de la hipertensión es una consecuencia.

A esto se le suma que a temprana edad se inicia con el consumo de alcohol y tabaco, factores incidentes en el desarrollo de la enfermedad.

Pero además, dijo, vivimos en una sociedad estresada, sedentaria y algunas personas con antecedentes de familiares que también padecieron esto.

Según información consultada en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), uno de cada tres mexicanos mayores de edad padece hipertensión arterial, enfermedad crónica degenerativa cardiovascular que registra 7 millones de casos y provoca más de 50 mil muertes al año.

Según la institución, se estima que hasta 80 por ciento de la población vive con esta enfermedad silenciosa, que no da síntomas y está relacionada con el sobrepeso y obesidad.

México registra la prevalencia más alta de hipertensión arterial en todo el mundo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012; esto es debido a la falta de un diagnóstico oportuno y al desconocimiento de los factores de riesgo que pueden detonar se eleve la presión arterial.

Esta enfermedad, cada día causa la muerte de 138 personas.

La hipertensión no se cura, dijo, pero se controla y se previene, pero está en cada persona el querer hacerlo.

Modificar los hábitos alimenticios, controlar el peso, no consumir sal y hacer actividad física son las estrategias que se deben seguir para prevenir el desarrollo de la enfermedad.

“Se recomienda llevar una alimentación balanceada, practicar ejercicio y control del peso corporal, evitar la sal, el consumo de alcohol y tabaco”, puntualizó.


II JÉSSICA IGNOT

EL MUNDO DE ORIZABA