Por crisis en ingenios y campo, pero también por la especulación de industriales, aquí se compra el edulcorante hasta más del dobleCésar Carrillo El Mundo de Orizaba

Mientras la industria azucarera mexicana pelea por colocar sus excedentes en Estados Unidos, en el país el endulzante se compra cada vez más caro. Actualmente en Orizaba este producto ronda entre los 18 a 22 pesos el kilo de azúcar morena -la de mayor consumo-, poco más de un dólar ($18.50), mientras en los mercados internacionales el precio es de 41 centavos de dólar, es decir unos 7.60 pesos. En el último año, el precio del azúcar al consumidor aumentó 22.09%, según el Índice de Precios al Consumidor del Inegi, con datos a mayo. “La industria azucarera nacional gana el doble: los excedentes los vende caro en el mercado de Estados Unidos, mientras que esto le permite encarecer el producto en el mercado mexicano”, señaló Arturo Fernández, rector del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). “Esto ocurre por el proteccionismo a las industrias azucareras de EU y México, donde sólo los productores son importantes y los consumidores sacrificados”, añadió Fernández. “Debe haber una moderación porque ya se están alcanzando precios muy altos históricamente y no es conveniente mantener precios tan altos, que están afectando al consumidor y a la inflación”, afirmó por su parte Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA). Pero, según líderes productores, la problemática real se centra en el abandono del Gobierno al campo, que impide que se explote bien la producción de caña de azúcar. Como ejemplo se encuentra ingenio El Carmen, que a pesar de estar situado en una posición estratégica por la enorme producción cañera alrededor de Cuautlapan, tiene más de tres años luchando contra una amenaza de cierre. Y esta crisis la vive la mayoría de ingenios del país por su baja producción, tanto de caña como de azúcar.