Xalapa.- El director de la Academia Estatal de Policía, Julio César Sosa Mirós fue destituido por violentar los derechos humanos de los 183 cadetes a los que despidió la noche del jueves pasado bajo el argumento de que no habían aprobado los exámenes de control y confianza.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado, Jaime Téllez Marié, dijo lo anterior y añadió que el cese del funcionario se debió por un acto de insensibilidad por parte de los directivos de la Academia.

Independientemente de que no hayan resultado aprobados en dichos exámenes, el trato que recibieron los cadetes fue indignante por parte del ahora depuesto director de la Academia Estatal de Policía, ubicada en El Lencero, municipio de Emiliano Zapata.

Téllez Marié ratificó que los cadetes que no aprueben los exámenes de control y confianza estarán impedidos para ingresar como policías a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, pero se les cubrirá en su totalidad el pago de las becas que se les adeuda para que ellos puedan regresar a sus lugares de origen.


Armando Landa A.

Corresponsal