Orizaba.- El incremento a las tarifas de energía que anunció la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los sectores industrial, comercial y doméstico de alto consumo, traería como consecuencia una cascada de incrementos en precios de productos y servicios, así como despido de personal en industrias y comercios.

Debido a que el precio del combustóleo y el gas natural subieron 8.4 y 18 por ciento respectivamente, el incremento para el sector industrial será de entre 2 y 5 por ciento; para el comercial sube de 5 a 7 por ciento.

Y la tarifa de uso doméstico de alto consumo tendrá un incremento de 6.8% respecto a la establecida para julio de 2015. La tarifa para el sector doméstico de bajo consumo no mostrará movimiento.

Esto, después de 18 meses de no registrar aumentos.

El líder sindical César Silva, dijo que una vez más, el presidente Enrique Peña Nieto demuestra su falsedad como gobernante pues prometió que no habría incrementos a las gasolinas y los energéticos.

Octavio Gracián Malpica, vicepresidente de Canacintra, dijo que traerá una cascada de aumentos; y los pronósticos de crecimiento se caen nuevamente para este año.

Omar Kuri Ceja, presidente de Canaco, señaló que la situación se va a tornar complicada, pues el alza en las tarifas eléctricas es un riesgo para el control de la inflación.

Jéssica Ignot/El Mundo de Orizaba