Altos costos en productos, ligero crecimiento económico en el país, posible cierre de empresas, principalmente las pequeñas, y desempleo son sólo algunas afectaciones que se perciben ante la volatilidad financiera y la inestabilidad de mercados internacionales, advierte el economista Juan Carlos Esqueda Arias.

Luego de que el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, advirtiera que México viviría un entorno complicado lo que resta del año, pues podría registrarse mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales, el socio presidente de ZH&C Consultores, Esqueda Arias, dijo que si las personas no toman previsiones, la inestabilidad de la economía podría arrasar con aquellas pequeñas empresas donde no se saben sobrellevar este tipo de situaciones económicas, terminando con empleos.

En cuanto a los gastos que tiene que cubrir una persona por los productos que consume día a día, también podrían registrarse alzas, principalmente ahora que las autoridades aplicaron una nueva alza a las gasolinas, puesto que cerca del 80 por ciento de productos comestibles y demás artículos tienen que ser transportados vía terrestre para llegar a la mesa.

Los principales aumentos en productos podrían observarse en aquellos con insumos del extranjero, entre los que destaca ropa, calzado, electrodomésticos, telefonía celular, equipo de cómputo, además de medicamentos, fertilizantes, papelería, autopartes, entre otros.

Las previsiones de crecimiento para este año siguen cayendo al pasar de 2.44 a 2.36 por ciento, además de que analistas financieros prevén un peso más depreciado, pues aunque la cotización a finales de año se pretendía llegar en $18.31 por dólar, actualmente rebasa dicha cifra, mientras que la inflación prevista en 3.10%, en junio se ubicó en 3.11 por ciento.

 

CUIDADO CON LAS TARJETAS

El jueves Banxico aumentó la tasa interbancaria a 4.25% encareciendo los créditos. Un ejemplo: El financiamiento al consumo vía tarjetas de crédito va a aumentar, por ello, los tarjetahabientes deben ser más cuidadosos en el uso de sus plásticos. Otros créditos que se van por las nubes son el automotriz e hipotecarios.

 

II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba