Más de 750 mil dreamers (soñadores) están en peligro de ser deportados por el gobierno de Donald Trump de los cuales 585 mil, es decir el 78 por ciento, son mexicanos, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

Con la detención realizada ayer al primer dreamer por el gobierno estadounidense, inicia una etapa de vulnerabilidad para este sector que ha crecido, estudiado y mejorado su estatus principalmente favorecido por las políticas de Barack Obama.

En el último año del gobierno de Barack Obama fueron deportados 196 mil 497 personas, según estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional del vecino país a julio de 2016.

Desintegración

familiar

De cumplir su amenaza Trump sobre expulsar a casi tres millones de indocumentados, las deportaciones podrían convertirse en la segunda causa de desintegración familiar, existiendo la probabilidad de desplazar a los divorcios.

Gabriel Miranda, de La Pastoral Familiar de la Diócesis, consideró que las deportaciones son la segunda causa de desintegración familiar.

Mencionó que la tarea del Gobierno mexicano debe estar centrado en vigilar que no se violen los derechos humanos de los mexicanos indocumentados.

Llegan a la sierra

200 deportados

Cerca de 200 vecinos de Mixtla, Tehuipango, Atlahuilco y la cabecera de la sierra de Zongolica han sido deportados por la actual administración estadounidense, situación que ha obligado a la Organización Indígena Náhuatl a requerir al Gobierno del estado el incentivo de proyectos productivos que permitan insertar en el ámbito laboral a estas personas nuevamente.

Con Inf. de César Carrillo, Yamilet Gámez y Jesé Cortés

II De la Redacción