Con la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, presuntos delincuentes podrían quedar en libertad porque se tiene como máximo diez horas para iniciar procedimiento. Si no se actúa con inmediatez, la persona quedará en libertad aunque sea culpable.

Manuel Othón Ramírez López, de la Barra de Abogados, explicó que existen muchas lagunas en el nuevo sistema, el juicio oral se caracteriza por la celeridad e inmediatez con las que se debe iniciar el procedimiento. Cualquier autoridad que detenga a una persona debe de ponerlo inmediatamente a disposición.

Por ejemplo, en el caso de que un policía de la zona del volcán detiene a una persona y para ponerla a disposición tardará horas, no sólo porque tiene que hacer el formato de la detención, sino porque pasa mucho tiempo para hacer el traslado hacia La Tomita, pero si en el camino la camioneta se descompone, tardará horas en ponerlo a disposición, "ese es un motivo más que suficiente para que una persona sea puesta en libertad, esto no tiene nada que ver con que sea o no culpable, sino que la detención sea ajustada a Derecho".

Una persona que es acusada de un delito grave y quede en libertad, independiente de que el proceso siga, lo primero que va a hacer es fugarse, advirtió.

II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA