II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba

 

La Secretaría de Salud realizó un recorte de personal a nivel estatal y notificó el fin de contrato de unos ocho trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria VII que cubrían las caravanas de salud en la zona de la Sierra de Zongolica, pues a falta de recursos, dicho programa fue cancelado.

Esta medida recayó en empleados que tenían 6, 7 y 8 años de estar laborando en municipios como Tehuipango, Astacinga, Mixtla de Altamirano, Soledad Atzompa, Zongolica y La Perla.

El doctor y secretario general de la Subsección 47 del Sindicato Nacional de la Secretaría de Salud, Enrique Ravelo Pereda, explicó que la notificación llegó desde hace dos meses y que como agrupación sindical han estado intercediendo para que no queden sin trabajo personal de enfermería, odontología y promoción de la salud porque “la jurisdicción de verdad lo requiere y se dejarían descubiertos estos lugares”.

“El personal que quedó despedido porque el problema es a nivel estatal, a diferencia de lo que sucede con los médicos que los contrata la federación, ahora no hay el recurso y tenemos entendido que hay una deficiencia de comprobación del dinero”, dijo.

Señaló que esta problemática se debe a que el Estado no justificó un millón 100 mil pesos en forma mensual desde 2011 a la fecha y que por ello, el gobierno federal no manda el presupuesto a Veracruz para cubrir las necesidades de salarios y mantenimiento de vehículos.

Recalcó que esta situación repercutirá en toda la jurisdicción porque la población que ya no tenga este tipo de atención en caravana, tendrá que dirigirse a los centros de salud más cercanos que terminarán saturados porque habrá una sobrepoblación para el personal médico que “de por sí ya es carente y no cuenta con insumos”.

Ravelo Pereda hizo un llamado a las autoridades estatales para que realmente vean y entiendan que no será sencilla la crisis que se enfrentará -no sólo en la jurisdicción de Orizaba- si no en todo Veracruz porque el programa de caravanas se canceló en todos lados.

Esto se une a los adeudos de gastos de camino.