El alza en los productos de consumo familiar han iniciado una ascendencia desde los primeros días del año, misma situación que registra la carne de res que aumento en su precio hasta un 26 por ciento.

De acuerdo a locatarios dedicados a la venta de carne de res y pollo, esté producto aumentó su precio desde la última semana de diciembre y durante los primeros días de enero, previendo que continúe a la alza durante los próximos días.

A lo que respecta la carne de res, uno de los más solicitados para su consumo, la costilla con maciza se vende en 94 pesos el kilogramo, cuando durante las primeras semanas de diciembre se vendía hasta en 85 pesos el kilo, aumento que se registró la última semana de diciembre llegando a los 92 pesos y está segunda semana de enero aumento 2 pesos más.

Mientras que el bistec de res de primera, registró un aumento de más de 20 pesos, pues de costar 100 pesos el kilogramo durante las primeras semanas de diciembre, para la última semana de diciembre ascendió hasta 118 pesos, y para esta segunda semana del año el precio se estableció en 126 pesos por kilo, precios que se ofertan de acuerdo a cada establecimiento.

Otro de las variantes de la carne, es la molida de res de primera calidad se vende en 126 pesos el kilo, cuando a principio del mes de diciembre del año pasado se ofertaba hasta en 120 pesos, mientras la carne molida de res comercial actualmente se vende en 94 pesos, cuando está alcanzó un precio de hasta 87 pesos por kilo el año pasado.

Sin duda la carne de res, que representa un alimento de las familias, sufrió un aumento considerable en la última semana de diciembre y los primeros días del año afectando a los bolsillos de las familias quienes deben evitar la compra del producto para su consumo, o bien, disminuir la cantidad a comprar en detrimento de su bienestar.



Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba