Jairo Guarneros Sosa, activista que fue baleado el pasado 6 de julio, aún permanece fuera del estado en recuperación. Según afirmaron sus familiares, él ya quiere volver para continuar su lucha social y exigir que se haga justicia y que sean castigados los responsables del atentado del que fue víctima.

“Jairo está mucho mejor, él fue a recuperarse fuera del estado y está mucho mejor. Ya puede mover su brazo, que ya se está recuperando bien, la medicina que le mandaron que es alópata y le ha sentado bien, es medicina natural. Está muy bien, pero él como se siente cada vez mejor ya quiere regresar, creemos que lo correcto es que esté fuera otros días más hasta que esté al 100 por ciento”, dijo su compañera y directora del Colectivo Cihuatlahtolli A.C., María de la Cruz Jaimes García.

En este sentido, recalcó que como familiares se van a reunir y decidir la fecha exacta en la que podría regresar Guarneros Sosa a Orizaba porque “queremos que esté bien y al 100 por ciento”.

En cuanto a la seguridad, indicó que sostuvieron conversaciones con personal de la Policía Estatal con base en Ciudad Mendoza, para que se mantuvieran realizando los rondines por donde está el colectivo de manera diaria y a diferentes horas.

Jaime García señaló que la Fiscalía aún no hace nada para dar con los culpables del atentado y que esperan que estén velando por la seguridad de todos. Sin embargo, comentó que han estado tomando medidas para cuidarse, como es el caso de que los taxistas pasan constantemente por el colectivo. 

“Nosotros realmente esperamos que el Estado cumpla con su responsabilidad y esta cuestión la resuelvan, por lo menos que nos garanticen seguridad e investiguen de dónde vino este atentado, porque yo se los he dicho, nosotros no le debemos nada a nadie, ni tenemos problemas personales con nadie, y que esto se debe resolver”, agregó.


Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba