El Impuesto Sobre la Renta (ISR) ahoga a los empresarios mexicanos que se ven imposibilitados, en ocasiones, a invertir. Mientras en Estados Unidos el presidente Donald Trump prevé bajar los impuestos a las compañías en entre 35 por ciento y 20 por ciento, en México los empresarios tienen que seguir pagando el ISR, como principal impuesto, entre otros más. Líderes empresariales coincidieron en que esta reforma en Estados Unidos puede afectar a México. Omar Kuri Ceja, presidente de Canaco, señaló: “Es una reforma importante en Estados Unidos y no podemos dejarlo a un lado, ya que esta disminución de impuestos a las empresas promoverá la inversión en Estados Unidos, lo que puede afectar a México”, indicó el empresario. Y añadió: “Debemos de reaccionar en consecuencia en materia fiscal para no quedarnos atrás”. Explicó que México puede perder inversión directa y las empresas extranjeras evalúen irse a Estados Unidos en lugar de México, que es finalmente lo que busca el Presidente de EU Donald Trump; si no lo ha logrado es por el TLCAN pero sí lo puede lograr haciendo más atractivo a su país para la inversión con el pago de menos impuestos. “Esto podría ocasionar pérdida de empleos o aumento del dólar, por ejemplo”, resaltó el presidente de la Canaco Orizaba. Preocupa corrupción Al respecto, el empresario Octavio Gracián Malpica, integrante de Canacintra y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que el impuesto que más aporta a la recaudación federal es el ISR, que implica ser la principal aportación al erario federal. Sin embargo, lo que más preocupa son los niveles de corrupción, la falta de transparencia en las entidades públicas de los tres niveles de gobierno. “Es ahí donde el sector empresarial demanda acciones claras de transparencia y de castigo a los servidores públicos que estén ejerciendo mal su función”, comentó el empresario. Bajar el ISR implica una mayor disponibilidad para invertir por parte del sector productivo, lo que genera una condición de consumo. “En lugar de tantos impuestos, se forma una pirámide de consumo que es muy importante para el país”, destacó Gracián Malpica. Sin embargo, destacó, es importantes que se trabaje por bajar los índices de corrupción para que la inversión se pueda hacer para que se produzca un consumo interno favorable para la región y el país.

Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba