Después de meses de espera tras haberse originado un hundimiento en la carretera federal en la comunidad de Cuautlapan, por fin las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) iniciaron trabajos para rehabilitar la carretera nacional tramo kilómetro 71+700.

Desde la semana pasada se vio presencia de personal de la dependencia, además de que se deshabilitó el paso para vehículos de carga pesada y específicamente cañeros, en ese tramo.

A pesar de que este problema tiene más de 20 años, cabe recordar que este hundimiento comenzó a tomar dimensiones enormes durante el segundo semestre de 2016, poniendo en riesgo la vida de 5 mil vehículos que diariamente circulan por dicha cumbre.

Las autoridades de la SCT hicieron caso omiso a la problemática durante varios meses, hasta que finalmente decidió realizar un estudio.

Los especialistas acudieron a la zona en septiembre, sin embargo transcurrieron tres meses hasta que pusieron manos a la obra.

El secretario del Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán, Francisco Vázquez Portilla, confirmó que fueron notificados por la dependencia federal del inicio de los trabajos, sin embargo indicó que no existe tiempo determinado para su finalización.

Por lo pronto, se pueden apreciar bandas perimetrales que resguardan la zona de trabajo, pero también limitan la circulación.

Las constantes lluvias ocasionaron que la cinta asfáltica presente un deterioro en el carril que desciende de Escamela a Cuautlapan, lo cual preocupa a la ciudadanía y automovilistas que usan esta arteria vial, ya que podría desgajarse y ocasionar que cualquier vehículo termine al fondo del barranco de al menos 20 metros de profundidad.

Ya a inicios de septiembre ese tramo fue cerrado por unas horas para evitar que los 5,800 automovilistas que en promedio pasan por esa zona al día, no sufran accidentes.



César Carrillo

El Mundo de Orizaba