Más de diez mil fragmentos hallados el 15 de abril en el ejido San Rafael Calería en Córdoba por parte de la Primera Brigada de Búsqueda de Desaparecidos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado, no han sido entregados por la dependencia a la División de la Policía Científica Federal.

En tanto los restos humanos encontrados en las fosas clandestinas en el ejido El Porvenir, que incluyen restos de huesos, fémur, y cráneo, siguen siendo analizados por la División de la Policía Científica de la Policía Federal debido a que tienen alto grado de carbonización y por lo cual, requieren pruebas más específicas.

En rueda de prensa dada en la parroquia de Amatlán de los Reyes, en donde se presentaron resultados de los hallazgos en la Primera Brigada que llegó a la zona Centro en el mes de abril, se dio a conocer que la FGE sólo entregó el análisis genético los restos humanos encontrados en la localidad El Porvenir, donde se encontraron algunos indicios como trozos de fémur, cráneo y huesos.


Pocos indicios

Mávil López, directora general de Laboratorios, y Anselmo Apoca Sánchez, director de Criminalística de Campo de la Dirección Científica de la Policía Federal, revelaron que sólo recibieron una parte de los indicios, los cuales siguen en análisis genéticos, y agregaron que no pueden entregar un informe de los hallazgos debido a la tardanza en la entrega de los restos de parte de la Fiscalía.

Mávil López, directora general de Laboratorios de la Dirección Científica, dijo que se han practicado varias pruebas a los restos para obtener material genético que permita identificar los restos, pero esto podría tardar aún unos tres meses, y confirmó que hasta ahora no se han dado ningún resultado de ADN.

Reiteró que aún faltan de procesar más de diez mil fragmentos que fueron hallados en once fosas clandestinas en el ejido de San Rafael Calería, pues la FGE aún no termina de realizar los embalajes del material y las cadenas de custodia correspondientes.


De la redacción