La juventud mexicana vive hoy una cruda realidad: marginalidad, exclusión, violencia, falta de trabajo, pocas oportunidades educativas y limitación de espacios de participación. Este embate político, social y económico ha propiciado que hoy en día, los jóvenes no tengan un futuro asegurado, que impere el desánimo e incluso sean presa fácil de la delincuencia. Las políticas públicas del gobierno se han centrado en sanear las finanzas, pero se han olvidado de asegurar la vejez de quienes hoy trabajan, pues serán jubilados mediante esquemas de afores y contarán sólo con lo poco que ahorren.


Escolaridad

La población en México continúa siendo predominantemente joven. Sin embargo, aspectos demográficos como la disminución de la mortalidad, el descenso de la fecundidad y la migración predominantemente joven, han propiciado un incremento paulatino en la edad mediana de su población, pasando de 22 a 27 años.

En cuanto a los niveles de escolaridad de la población joven, resultados de la Encuesta Intercensal muestran que, de los jóvenes de 15 a 29 años, 2.9 tiene inconclusos sus estudios de primaria. Por grupos de edad, destaca que 3.9% de los jóvenes de 25 a 29 años no han concluido la primaria.

De acuerdo con cifra del Inegi, en México 60 por ciento de los casi 15 millones de jóvenes de 15 a 3 años que tienen empleo trabajan en el sector informal.

Tan sólo durante el primer trimestre de 2017, la informalidad en ese sector ascendió a 16 millones de jóvenes, es decir seis de cada 100 no tienen trabajo.

De los jóvenes desocupados, el 19.8 por ciento se identifica con la falta de experiencia laboral, y del total de jóvenes no económicamente activos, el 16.2% se declaró disponible para trabajar, pero no lo han hecho debido a que consideran no tener oportunidad para ello.

Según la Encuesta Intercensal 2015, en el país habitan 30.6 millones de jóvenes de 15 a 29 años que representan el 25.7% de la población total.


Sexualidad y matrimonio

El 62.3% de las mujeres jóvenes de 15 a 29 años han iniciado su vida sexual. De ellas 49.9% no utilizó un método anticonceptivo durante su primera relación sexual.

En cuanto a las uniones, hay una disminución de los jóvenes casados (17.8 a 15%) y un aumento de aquellos que se encuentran en unión libre (14.5 a 18.1%). Finalmente se observa también un aumento de los jóvenes que están separados, divorciado o viudos, pasando de 2.7% en 2009 a 3.4% en 2014.


Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA