El aprobar un fiscal anticorrupción a “modo de Javier Duarte” tendrá un gran costo político para los diputados de la bancada priista, pues han sido los principales cómplices del mal gobierno que ha tenido Veracruz en los últimos seis años.

El diputado panista por el distrito de Orizaba, Alejandro Zairick Morante, aseguró que “es un cinismo total” que se está viviendo en los últimos meses de la administración duartista y en el Congreso del Estado porque quieren quedar blindados contra posibles acciones en contra de los responsables del desfalco de Veracruz.

“Los plazos ya se vencen, como todo lo que le interesa a este gobierno, que sacan de manera exprés, rompiendo todos los récords en cuanto a procedimientos legislativos. Es ridículo y es un cinismo que vive el congreso, uno esperaría que ya los compañeros diputados tengan otra visión o postura y no seguir siendo cómplices de un gobierno que ha abusado en todos los sentidos de la confianza de los veracruzanos”, dijo.

Apuntó que los legisladores “siguen como borregos” votando y siguiendo las órdenes del gobernador, sin pensar en las consecuencias que tendrán sus acciones. Sin embargo, les exhortó a que “hagan algo diferente y que si este barco ya se hundió no se vayan ahí”.


Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba