II Agencia Reforma


La administración del exgobernador Javier Duarte en Veracruz es la que acumula más recursos sin solventar entre 2011 y 2015, con un monto de 34 mil 57.1 millones de pesos, informó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En 47.8 por ciento de ese total (16 mil 305.1 millones de pesos), se presumió que hubo actos de corrupción, por lo que la ASF ya presentó las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con el Informe de la Cuenta Pública 2015, también se han presentado denuncias penales por la simulación de reintegros por 4 mil 770.2 millones de pesos.


$7,706 millones tan sólo en 2015

En el ejercicio fiscal 2015, Veracruz fue observado por el manejo financiero de 7 mil millones 706 mil pesos.

De acuerdo a la información que es pública en el portal de la ASF, ese monto corresponde al gobierno, los municipios y la Universidad Veracruzana.

En el ejercicio fiscal 2015, llegaron a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), un total de 50 mil millones 989 pesos de fondos federales, y se observó el manejo del 15 por ciento de esos recursos públicos.

De la administración de Duarte, quien se encuentra prófugo de la justicia, queda pendiente de ser revisado el año 2016, el último de su gestión, por lo que es probable que crezca el monto de irregularidades.

De acuerdo con el Informe de la Cuenta Pública 2015, la Auditoría Superior de la Federación ha presentado denuncias penales por la simulación en Veracruz de reintegros por 4 mil 770 millones de pesos.

Tras entregar el informe en la Cámara de Diputados, el auditor Juan Manuel Portal reconoció que va a ser difícil recuperar el dinero desviado o mal utilizado, aun cuando se meta a la cárcel a los responsables.

“La preocupación... es que difícilmente se puede recuperar el 100 por ciento de esto. Son observaciones que en muchos casos no hay forma de recuperarlo, ya se lo llevaron, y aunque se puede meter a la cárcel a alguien, ¿cómo le quitas el dinero? Ojalá se puede recuperar lo más posible y ojalá se pueda tener un seguimiento individual dentro de cada uno de los estados”, dijo.