II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba


México podría estar convirtiéndose en el destino más importante de migrantes centroamericanos, tras el riesgo latente de ser deportados ó víctimas de leyes que los criminalicen.

Conforme a la a investigación “Tres décadas de migración desde el triángulo norte centroamericano: un panorama histórico y demográfico”, realizada por académicos de la Universidad Iberoamericana, El Colegio de México (Colmex) y otras instituciones, la migración en países como Guatemala, El Salvador y Honduras se está presentando por la violencia y el hambre.

Este estudio ha detectado que actualmente el tránsito por México implica mayores riesgos y costos por el endurecimiento de los controles migratorios, la violencia y la inseguridad en el trayecto.

De acuerdo con el economista y socio presidente de ZH&C Consultores de México, Juan Carlos Esqueda Arias, el país estaría presentando algunas implicaciones importantes a nivel económico al convertirse en destino de migrantes porque podría incrementarse el trabajo informal y los asentamientos irregulares.

“Si una persona que viene con documentos tal vez le sea más fácil encontrar un trabajo, pero sino se emplearía en el sector de informal. Además, una mayor población también implica mayor demanda de servicios básicos... Al darse asentamientos irregulares, la delincuencia sería un síntoma de una descomposición social en ciertas regiones”, dijo.

Resaltó que México en algunas partes ya es considerado como destino de migrantes, como sucede en Chiapas, y que ante las medidas antiinmigrantes, no se sabe hasta qué punto pueda ser un lugar redituable porque “al igual que en los países centroamericanos, en México hay desempleo, pobreza e inseguridad”.