II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA

 

La Cámara de Diputados recibió ayer el Paquete Económico para el 2017; el cual contempla una reducción al gasto por 239 mil 700 millones de pesos. El gasto neto será de 4.8 billones de pesos, es decir, 1.7 por debajo del presupuesto del 2016.

Se espera que el costo del dólar tenga una reducción en el próximo año y éste se llegue a cotizar hasta 18.2 pesos, en tanto, el precio del barril se fije en 48 dólares.

El proyecto incluye el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), la iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), los Criterios Generales de la Política Económica y la miscelánea fiscal.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, hizo ayer la entrega oficial del Paquete Económico 2017 que quedará en manos de los diputados federales para su análisis, discusión y aprobación.

El Paquete Económico no contempla la creación de nuevos impuestos ni subir los ya existentes, pero sí un fuerte recorte al gasto público. El gran reto es lograr un superávit primario en la economía y frenar el crecimiento de la deuda pública.

Este proyecto debe considerar la imparable caída de los precios del petróleo, la complicada situación de Pemex, en un contexto de menor crecimiento de México y el mundo.

Los diputados tendrán, como plazo máximo el 20 de octubre para analizar, discutir y aprobar la LIF que incluye el monto de recursos con los que contara el Estado y los rubros de donde se obtendrán los recursos. En tanto, el Senado de la República tendrá hasta el último día de octubre para procesar dicha legislación.

Será hasta el 15 de noviembre cuando la Cámara de Diputados apruebe la totalidad del Paquete Económico 2017.