México.- Una mujer de 25 años fue detenida la tarde de ayer en la terminal de autobuses de San Lázaro, pues pretendía llevarse el cadáver de su hijo en un autobús al estado de Puebla.

El personal de la terminal se percató que la mujer llevaba a su hijo, de cinco años, dentro de una bolsa de plástico, envuelto en cobijas.

Al notar esto, elementos de la Policía, quienes estaban a cargo de la vigilancia en el lugar, fueron requeridos y detuvieron a la mujer, de 25 años de edad, y a un hombre, de 53 años, ambos dijeron ser padres del infante.

Paramédicos también llegaron al sitio para revisar al menor y confirmaron que ya no presentaba signos vitales.

La madre explicó que la madrugada de ayer el menor tuvo complicaciones de salud por lo que que murió y buscaba trasladarlo en autobús a Puebla, lugar de donde es originaria y buscaba sepultado.

Los padres fueron presentados ante el Ministerio Público de VC-1, donde se resolverá su situación jurídica.



Agencia Reforma