Orizaba.- El campo deportivo Cerritos ha sido convertido en una auténtica cantina, indican con molestia y enojo decenas de familias que acuden cada semana a disfrutar los partidos de futbol.

Y es que inexplicablemente las autoridades del Ayuntamiento orizabeño, no han tomado cartas en el asunto y mucho menos han regulado la venta de cerveza en ese campo deportivo.

Varios padres de familia coincidieron en señalar que hay ocasiones que deciden no acudir a ese campo, ante la infinidad de personas que se dan cita a ese lugar a ingerir cervezas sin control.

Señalaron que otro de los problemas que ahí existen es que la cancha se encuentra en pésimas condiciones lo que pone en peligro a los pequeños que ahí juegan, aunado que los sanitarios se hallan sucios e insalubres.

Precisaron que a los actuales integrantes de la directiva que tienen a cargo el control del campo, poco les importa realizar mejoras a ese centro deportivo, en cambio están más preocupados por la venta indiscriminada de cervezas.

Leobardo Lima

El Mundo de Orizaba