Orizaba.- Un policía municipal que manejaba una patrulla a velocidad inmoderada, impactó a un taxi al cual arrastró por cerca de 100 metros sobre la avenida Circunvalación Norte, para finalmente proyectarlo contra un poste de alumbrado, ocasionando la muerte de una mujer y dejando gravemente heridos al chofer y a otra mujer.

La víctima fue identificada como Mariana Ydalia Hernández Gutiérrez de 32 años, habitaba en la unidad habitacional CROM y trabajaba como empleada en el Bingo de la plaza comercial de Circunvalación.

La otra pasajera, Érika Castañeda y el taxista, Ernesto Herrera Sandoval de 24 años, permanecen internados en un sanatorio particular, donde reportan su estado de salud como delicado.


El accidente

Ayer alrededor de la 01:30 de la madrugada, Ernesto Herrera manejaba el taxi Tsuru número económico 1986 de Inter Taxi, donde viajaban dos mujeres como pasajeras.

Cuando circulaba algunos metros adelante de la entrada al Fovissste, la patrulla PA-24 que al parecer era conducía a velocidad inmoderada por un uniformado que era acompañado de otro preventivo, impactó al taxi.

Tras el encontronazo la patrulla arrastró al taxi aproximadamente 100 metros, en medio de los gritos de pánico de las mujeres; finalmente, ya sin control, lo proyectó al carril contrario y se estrelló aparatosamente contra un poste de concreto de la CFE.

La empleada cayó muerta sobre la calle, a un costado del vehículo. El taxista y la otra mujer quedaron malheridos dentro del auto que quedó totalmente destrozado y atravesado en la avenida.

Escapan

En la confusión los patrulleros lejos de prestarles atención a los heridos, imprimieron mayor velocidad y escaparon, al parecer con el apoyo de otros de sus compañeros de esa corporación.

Testigos solicitaron el auxilio de los paramédicos de Protección Civil los cuales los trasladaron a un sanatorio privado, donde quedaron internados y bajo observación médica.

Al confirmar el fallecimiento de una de las pasajeras, se comunicaron con la Fiscalía, por lo que el delegado de los Servicios Periciales, Jorge Acevedo y la Policía Ministerial llegaron al sitio el percance, una vez que iniciaron las diligencias, ordenaron que el cadáver fuera llevado a las instalaciones de la funeraria Gutiérrez.