Orizaba.- Las dos personas cuyos cuerpos fueron hallados en las fosas clandestinas en la localidad de Matlalapa, Atzacan, el pasado sábado, fueron asesinados aparentemente a golpes, después de que las autoridades ministeriales les hallaron huellas de violencia.

Indicaron se trata de una pareja, hombre y mujer, quienes presuntamente fueron torturados antes de ser asesinados, reveló una fuente.

El hombre rebasaba los 1.90 metros de estatura, tiene un tatuaje en un brazo derecho, que dice: “Creo en Dios, no me dejará caer”; mientras que la mujer, era robusta y de pelo largo.

Los cadáveres, los cuales presentan cierto grado de descomposición, fueron trasladados a la morgue de funerales Vázquez en donde están actualmente.

Por otra parte, se espera que en las próximas horas los cuerpos hallados sean identificados oficialmente por sus familiares en la morgue

local.




De la redacción

El Mundo de Orizaba