Ciudad Mendoza.- Una humilde vivienda ubicada en la calle Ricardo Flores Magón quedó reducida a cenizas; la oportuna intervención de bomberos evitó que la llamas se extendieran.

Los hechos ocurrieron a las 12:00 horas cuando los vecinos reportaron que una casa de madera estaba quemándose por dentro, por lo que se inicio una movilización de los rescatistas.

De inmediato los “tragahumo” arribaron al inmueble ubicado entre las calles Santos Degollado y Francisco Ferrer Guardia, para iniciar las maniobras de auxilio, así como también ayudaron al señor Fermín García López quien manifestaba preocupación y tristeza al ver que su vivienda era consumida por el fuego.

Una vez que los bomberos controlaron las llamas se hizo una inspección en la zona del siniestro, y al parecer el fuego fue provocado por una veladora que se quedó encendida toda la noche del sábado y que su pequeña flama alcanzó material que se prendió en cuestión de minutos.

Por suerte el propietario no estaba en su casa y fue precisamente cuando regresaba que se dio cuenta de cómo su vivienda se quemaba.


De la Redacción