Ixtaczoquitlán.- A pesar del hermetismo de las autoridades, trascendió que la mañana del pasado martes personal de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro, con base en Córdoba, localizó varias “narcofosas” a la altura del lugar conocido como Los Arenales de la congregación de Moyoapan.

Las autoridades se han negado a proporcionar todo tipo de información acerca de este suceso, pues se conoció que en los próximos días entrarían con maquinaria pesada, para realizar las correspondientes excavaciones.

El hallazgo

Trascendió que el pasado martes por la mañana varias camionetas de la UECS del distrito de Córdoba, ingresaron a Los Arenales donde realizaron una inspección ocular y presumiblemente hallaron varias fosas clandestinas con restos humanos, prendas de vestir, zapatos de vestir y tenis, además de diversos utensilios y un tambo.

Los elementos ministeriales solicitaron el apoyo de los peritos de la delegación de los Servicios Periciales, quienes con su respectivo equipo y con picos y palas, se desplazaron a ese lugar.

Por el fuerte hermetismo de las autoridades, no han a dado a conocer mayores detalles acerca de estas “narcofosas”, donde al parecer hallaron restos humanos en avanzado estado de putrefacción.

HERMETISMO DE

AUTORIDADES

Las diferentes corporaciones de seguridad de la región guardaron total hermetismo respecto al caso. Sin embargo, se supo que en los próximos días llegaría al lugar personal especializado con el equipo necesario para hacer el levantamiento.

EVIDENCIAS

II Trascendió que fueron encontrados varios restos humanos, prendas de vestir, zapatos formales y tenis, además de diversos utensilios y un tambo.

Usado desde hace tiempo

Es un lugar despoblado

Una fuente policiaca dijo que presuntamente existen infinidad de restos humanos que fueron sepultados en ese lugar, perteneciente a la comunidad de Moyoapan, en Ixtaczoquitlán.

El lugar en donde presuntamente se encontraron las fosas, está totalmente despoblado y habría sido usado desde hace tiempo por delincuentes para desaparecer a sus víctimas.

De la Redacción

Foto. Archivo